Bienvenido a vertic

Busca y selecciona tu país.
  • CA
  • EN
  • ES
error-pais-no-seleccionado

Vèrtic información

Información de las tiendas

Vèrtic Barcelona 93 511 66 76

Vèrtic Manresa 93 877 40 42

Vèrtic Sabadell 93 745 03 69

Horario de apertura De Martes a Sábado : 10:00-13:30 y de 17:00-20:30 Lunes de 17:00-20:30

Login / Registro

Si has olvidado la contraseña pincha aquí

¿Tienes alguna duda? ¿No encuentras el producto que buscas? Escríbenos sin ningún compromiso y te contestaremos lo antes posible. En Vèrtic te acompañamos en tu compra.

15 Diciembre 2020

Cómo elegir entre una Chaqueta de Plumas o de Fibra

La primera cosa a tener en cuenta cuando estamos pensando entre una chaqueta de plumas o una chaqueta de fibra, es que la pluma es un material natural, con la mejor ratio entre compresión, peso y retención de aire caliente, siendo por la tanto el más caliente, el más ligero y el más comprimible. Por otro lado, las fibras sintéticas, que están hechas de un poliéster que se hincha, retiene el aire caliente, se pueden mojar y no pierden su volumen, por lo que siguen calentando cuando están mojadas. A más su secado es muy rápido a pleno sol.

Teniendo esto en mente, la elección de un tipo u otro de chaqueta, la podemos realizar según el uso que le daremos.

 

¿Cuándo es mejor utilizar una chaqueta de fibra o pluma?

En general utilizaremos una chaqueta de fibra cuando la actividad que realicemos sea aeróbica o se realice en un lugar muy húmedo, ya que nos va a mantener secos y calientes.  Si por el contrario llevamos una chaqueta de pluma en estas situaciones, la pluma se apelmazará y dejará de mantenernos calientes.

En cambio, utilizaremos una chaqueta de plumas, siempre que hagamos actividades en situaciones frías y secas o no muy rigurosas en cuanto a condiciones físicas. La idea es que la podamos utilizar para descansar, como refuerzo dentro de nuestro saco de dormir o para movernos en un campo base o en una reunión de escalada. Las chaquetas de pluma son más cómodas de llevar, tanto puestas como en la mochila, ya que gracias a su capacidad de compresión ocupan menos espacio en la mochila y pesan menos.

Existen algunas chaquetas de plumas con tratamientos hidrorepelentes en las plumas, de manera que le añade una cierta tolerancia a la humedad y al agua, ofreciendo unas características relativamente similares a las de fibra.

También hay en el mercado unas chaquetas híbridas que contienen los dos materiales. Estas chaquetas llevan, en la parte del torax y espalda, pluma para mantenernos calientes, mientras que en mangas, hombros y capucha, llevan fibra para que cuando se mojen, sigan calentando.

 





¿Cómo sabemos cómo de caliente es una chaqueta?

La regla de que a mayor espesor superior aislamiento térmico, generalmente se cumple en los dos casos del relleno de la chaqueta.

Cuando compramos una chaqueta de plumas, siempre nos guiaremos por la calidad de la pluma, que se expresa en CUIN’s (cubic inches), que es un indicador de la relación entre volumen/peso de la pluma. Esta relación se obtiene colocando una pluma de 27,3 gramos en una probeta de una pulgada cúbica y se mide el volumen que ocupa, dando como resultado el CUIN.

Otro dato importante a tener en cuenta en las chaquetas de plumas es el porcentaje de relleno entre plumón y pluma usada para el relleno. Cuando vemos que en la etiqueta la información sobre el relleno es 90/10 o 80/20 de 600 CUIN’s, quiere decir que el 80% de la pluma es de esa calidad.

Por su parte, las chaquetas de fibra, necesitan de más cantidad de material que la pluma para aportar el mismo valor calorífico. La calidad de la fibra se mira por gramos metros cuadrado, siendo una buena relación 120g/m2. Existen en el mercado diferentes tipos de fibras según las utilice una u otra marca; Thermoball, Primaloft, Coreloft, o la Mimic Platinum con Grafeno como la más novedosa, que ayuda a extender el calor por la prenda.

Así pues, reiterando lo dicho al principio, a mayor espesor superior aislamiento térmico.

 

¿Cómo conservarlas durante más tiempo?

Aunque parezca obvio recordarlo, la mejor manera para conservar una chaqueta de montaña es tenerla colgada de una percha, en vez de tenerla siempre dentro de la bolsa de compresión que la acompaña. El uso de estas bolsas está pensado para cuando van en la mochila o maleta y no para su almacenaje habitual.

 

Si quieres saber más sobre chaquetas de plumas o fibra, o sobre su cuidado, te recomendamos que mires lo siguientes vídeos de nuestro canal de Youtube.

 

Chaquetas de fibra o pluma https://bit.ly/3gA74jL

Mantenimiento de chaquetas de pluma https://bit.ly/3m7K3FU

Mantenimiento de chaquetas de fibra https://bit.ly/374AxPA



Facebook 
Instagram 
Twitter

¿Qué opinan nuestros clientes?

Opiniones-Verificadas Empresa independiente, especializada en la recopilación y gestión de opiniones de clientes reales luego de haber realizado una compra en una tienda online. Nuestro objetivo es mejorar la experiencia de compra y satisfacción de los consumidores en el sector del E-commerce. Ver más

  • Lorpen
  • Suunto
  • Millet
  • Montura
  • Ternua
  • CAMP
  • Edelrid
  • Black Diamond
  • Salewa
  • Salomon
  • Arcteryx
  • ASICS
  • Trangoworld
  • haglofs
  • Dynafit
  • La Sportiva
  • Patagonia
  • The North Face