Bienvenido a vertic

Selecciona tu país para que podamos mostrarte los impuestos del mismo.
  • CA
  • EN
  • ES
error-pais-no-seleccionado

Vèrtic información

Información de las tiendas

Vèrtic Barcelona 93 511 66 76

Vèrtic Manresa 93 877 40 42

Vèrtic Sabadell 93 745 03 69

Horario de apertura Martes a Sábado de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.30. Lunes de 17.00 a 20.30

Login / Registro

Si has olvidado la contraseña pincha aquí

¿Tienes alguna duda? ¿No encuentras el producto que buscas? Escríbenos sin ningún compromiso y te contestaremos lo antes posible. En Vèrtic te acompañamos en tu compra.

19 Mayo 2016

Into The Wild



Cuando pienso en estos días caminando por los más de 80 kilómetros que separan Stampide Street y el Magic Bus, siento que todo tiene un componente de irrealidad. Es como si todo lo que estoy viviendo fuera parte de unapelícula. Caminando por estos bosques entre la tundra y los ríos, resuenan dentro de mí escenas de la películaInto the Wild o algunas de de las canciones del fantástico disco d’Edie Vendler.

Pero esto del Magic Bus no es ninguna broma, estamos en el parque del Denali y el territorio no es fácil de cruzar: el barro y, sobretodo, el río Teklanika, es uno de los puntos más complicados del recorrido donde es muy recomendable juntar un mínimo de 4 personas y esperar a un buen momento para cruzarlo, así como un buen sitio.

Nosotros planteamos el recorrido de 80 kilómetros entre ir y volver en tres etapas. El primer día hicimos unos 22 kilómetros con todo el equipo a cuestas (comida, tienda de campaña, ropa,…) hasta llegar a un campamento cercano al río Teklanika. Ese día fue duro ya que llevábamos el peso de la mochila y el camino está lleno de barro. Los últimos 10 kilómetros los terminas completamente mojado, de modo que montar un campamento, hacer hoguera y descansar nos permitirá encarar el siguiente día en condiciones.

La mañana siguiente nos encontraremos con un punto complicado nada más empezar nuestra  ruta: toca cruzar el río Teklanika. Apenas son unos pocos minutos, pero la adrenalina y la tensión se notan, ya que este río baja con mucha fuerza. Una vez en la orilla, pasarán los minutos y nadie hablará, aún asimilando la experiencia de cruzar este río tan salvaje. Y con la seguridad que habrá que volver a hacerlo.

Tras 5 horas caminando, el camino toma un poco de altura y nos permite contemplar la grandiosidad de estos paisajes, con el Denali al final de un gran valle. Al llegar a este punto ya nos encontramos cerca delMagic Bus –tan sólo unos 2 kilómetros nos separan de él–, y el camino es plano y fácil.

Al final del camino se abre una pequeña explanada y a nuestra izquierda podemos observar el lugar donde Alexander pasó 120 días viviendo de aquello que cazaba y recolectaba. Desgraciadamente, no pudo regresar para ver a sus seres queridos… bien, ya conocéis la historia. Este lugar desprende una mezcla de irrealidad y de sueño cumplido, ya que llevaba mucho tiempo queriendo visitar este sitio. Es un pequeño privilegio que gracias al esfuerzo y la perseverancia me permite decir que tras este viaje, hablar con personas de Alaska, ver y andar por el territorio, el respeto hacia los demás, hacia la naturaleza y el deseo de libertad son para mí una cuestión fundamental para vivir en paz.

Tres son los días, pero parecen semanas. La intensidad de andar por un lugar tan remoto y la gran carga emotiva de la historia que primero vi en la película y después leyendo el libro de John Krakahuer, las reflexiones, pensamientos y conversaciones con los amigos que hemos encontrado en todo este camino, hacen que estos días sean algo más que una simple excursión. Como decía Christopher McCandless, y muchos recuerdan como una de las grandes frases de Into the Wild: “Hapiness is only real when shared!”.
  • Lorpen
  • Suunto
  • Millet
  • Montura
  • CAMP
  • Edelrid
  • Black Diamond
  • Salewa
  • Salomon
  • Arcteryx
  • ASICS
  • Trangoworld
  • haglofs
  • Dynafit
  • La Sportiva
  • The North Face