Bienvenido a vertic

Selecciona tu país para que podamos mostrarte los impuestos del mismo.
  • CA
  • EN
  • ES
error-pais-no-seleccionado

Vèrtic información

Información de las tiendas

Vèrtic Barcelona 93 511 66 76

Vèrtic Manresa 93 877 40 42

Vèrtic Sabadell 93 745 03 69

Horario de apertura Martes a Sábado de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.30. Lunes de 17.00 a 20.30

Login / Registro

Si has olvidado la contraseña pincha aquí

¿Tienes alguna duda? ¿No encuentras el producto que buscas? Escríbenos sin ningún compromiso y te contestaremos lo antes posible. En Vèrtic te acompañamos en tu compra.

26 Abril 2016

LOFOTEN: Una experiencia de esquí de montaña y mucho más



A finales de febrero de este extraño invierno pirenaico, después de cerrar el viaje de una semana a Lofoten, comentaba la jugada con un conocido, gran esquiador, que ha recorrido una parte del mundo esquiable con las pieles de foca y la otra parte en helieski.

Me hablaba con detalle de Svolvaer, del trollfjord, de los secaderos de bacalao, de los súbitos cambios de viento,etc., y ante tal erudición lofoteña le pedí que quedásemos una tarde con calma , con un mapa y papel , y me fuera apuntando lo que no debiéramos perdernos.

Fue entonces cuando me confesó que no, que él no había estado, pero de tanto soñar con esas islas e informarse una y otra vez se lo sabía casi como un pescador de Henningsvaer! I me decía que estaba convencido que no podía haber nada comparable con esquiar en Lofoten.

Yo no sé cómo serán zonas esquiables remotas del planeta, pero afirmo que vivir o esquiar unos días en Lofoten es una experiencia profunda, impresionante, que se tarda en asimilar, y con la que te vas reencontrando días y semanas después: sigues foqueando con el fiordo y el mar atus pies, sigues sintiendo el fuerte viento que llega directo del atlántico norte, y por descontado, sigues oliendo el bacalao de las decenas de secaderos montados en forma de triángulo al lado del mar.

Lofoten es mucho más que esquí o montaña.

Aunque la excusa para viajar a Lofoten a finales de invierno o principios de primavera pueda se ascender a algunos de los incontables picos que a lo largo de la carretera parecen dispuestos como en un escaparate, Lofoten es una forma de vivir, de convivir, en absoluta armonía con el planeta y que vale la pena visitar.

Llegamos a Narvik desde Oslo sobre las 12 de la noche y oh! sorpresa, a los pocos minutos de rodar por la oscura y sinuosa carretera, un resplandor verde que va tomando formas ondulantes, se nos aparece: la primera aurora boreal. Nada podemos añadir a lo que se ha dicho y fotografiado en miles de publicaciones, solo un adjetivo: alucinante.

El primer día, después de aprovisionarnos en el súper local, la suerte parece que nos va a acompañar y empezamos por el Rundfjellet: ascensión suave y preciosa, la amplia arista final es maravillosa, con un paisaje que con el sol a media altura lo tiene absolutamente todo: a lo lejos las cumbres de Bodo, el mar inmenso, los fiordos, las pequeñas islas y los lagos aun helados.



Rundfjellet 3Decíamos más arriba que desde la carretera se pueden escoger los picos y que estos son agradecidos por cuanto la mayoría ofrecen distintas opciones para subir y es normal que en alguna vertiente tengas a mano algún que otro couloir.

Mención aparte merece el Trollfjord, es una excursión que sin duda merece la pena. Es una de las zonas más escondidas y a la que es recomendable acceder por el mismo fiordo en barco.

El confort del refugio -no guardado- donde pasamos la noche es difícil de explicar y de creer: basta decir que tiene un anexo con el baño y una sauna y en el propio refu hay lectura, todos los utensilios de cocina imaginables, gas, leña, etc., de todo, refugio 5 estrellas y que la cultura de los noruegos y visitantes hace que en la conservación y cuidado participen todos los que lo visitan.

Los picos del entorno dan muchísimo juego, desde ascensiones de dificultad media a couloirs exigentes para los que estén en buena forma. Blatinden, Kistbergtinden, y un largo etcétera, las posibilidades de Lofoten son casi inagotables.

Visto así parece sencillo encadenar buenas excursiones, pero no lo es, hay que tener en cuenta algunos aspectos esenciales para que el viaje tenga más probabilidades de éxito: El factor suerte con el tiempo, que puede llegar a ser horrible.

El material ha de ser bueno y adaptable a cambios súbitos de tiempo y a la actividad y características de LOFOTEN.

Llevar un buen guía que conozca las islas bien y sepa interpretar la meteo y los súbitos cambios de viento y en función de esto buscar las zonas con mejor nieve y más seguras , a la vez que también que nos pueda ofrecer opciones para los días , mañanas o tardes de lluvia o mal tiempo que seguro tendremos.

Con la suerte y la meteo poco podemos hacer, y con lo que siempre hay que contar; en cambio, con el material y la elección del guía que si depende de nosotros y valen la pena valorar las diferentes opciones.

En este sentido nosotros estuvimos perfectamente asesorados por Vèrtic Sabadell, especialmente por Vicenç, e hicimos el pleno con Lionel Philippe de Guide Val D’Aran , con un conocimiento extraordinario de las posibilidades de las islas.

Lofoten no solo es esquí, es naturaleza en estado puro, tan puro que los habitantes de las islas no es que convivan con el clima extremo de las islas, sino que forman parte de él, igual que los árboles, la nieve, el agua,…

Firmado: Pepe y Josep Maria Barnés
  • Lorpen
  • Suunto
  • Millet
  • Montura
  • CAMP
  • Edelrid
  • Black Diamond
  • Salewa
  • Salomon
  • Arcteryx
  • ASICS
  • Trangoworld
  • haglofs
  • Dynafit
  • La Sportiva
  • The North Face