Bienvenido a vertic

Selecciona tu país para que podamos mostrarte los impuestos del mismo.
  • CA
  • EN
  • ES
error-pais-no-seleccionado

Vèrtic información

Información de las tiendas

Vèrtic Barcelona 93 511 66 76

Vèrtic Manresa 93 877 40 42

Vèrtic Sabadell 93 745 03 69

Horario de apertura Martes a Sábado : 10:00-13:30 y de 17:00-20:30. Lunes: 17:00-20:30

Login / Registro

Si has olvidado la contraseña pincha aquí

¿Tienes alguna duda? ¿No encuentras el producto que buscas? Escríbenos sin ningún compromiso y te contestaremos lo antes posible. En Vèrtic te acompañamos en tu compra.

08 Febrero 2018

Teoría tres capas o cómo vestirse para la montaña

Cómo vestirse en la montaña. Teoría de las tres capas



Cuando salimos al monte debemos estar preparados para hacer frente a cualquier contratiempo. En la montaña, las condiciones climatológicas pueden variar rápidamente en un breve periodo de tiempo; por lo que equipar las prendas adecuadas a la hora de salir al monte nos permitirá hacer frente a cualquier revés que pueda surgir durante la aventura.

Para ello, desde Vertic recomendamos seguir la teoría de las tres capas si surge cualquier duda sobre cómo vestirse para la montaña. Y es que, exprimir al máximo el rendimiento de la ropa técnica de montaña, forma parte del ABC outdoor.

La combinación de las diferentes prendas destinadas a la práctica de actividad en el monte permitirá la creación de un microclima que proteja nuestro cuerpo tanto del sudor como de las inclemencias climatológicas; regulando, a la vez, la temperatura corporal.

Uno de los peores enemigos en la montaña es el sudor, ya que los cambios bruscos de temperatura corporal pueden terminar derivando en hipotermia. Para ello, los tejidos sintéticos son unos de los mayores aliados para los amantes del outdoor.

Las prestaciones de los tejidos sintéticos hay que explotarlas al máximo, y qué mejor manera que con la teoría de las tres capas para saber cómo vestirse para la montaña.



Primera capa o segunda piel



La primera capa, también conocida como segunda piel, es la que permanece directamente en contacto con nuestro cuerpo. Mantenernos secos, frescos y eliminar el sudor en forma de vapor es su principal función.

Las prendas que forman esta primera capa han de ser absorbentes y han de estar construidas con materiales de secado rápido. Lo más recomendable son las fibras sintéticas, aunque los avances tecnológicos han originado la aparición de tejidos naturales con propiedades muy similares a los sintéticos.

Ahora bien. Tejidos como el algodón se empapan con mucha facilidad, tardan mucho tiempo en secarse y acumulan malos olores de manera rápida.

A la vez, en esta primera capa también encontramos prendas que protegen ante los rayos ultravioleta cuando practicamos actividad con temperaturas agradables y podemos avanzar vistiendo solamente esta capa.

Segunda capa o capa de aislamiento



La segunda capa, también conocida como capa de aislamiento, tiene como misión mantener la temperatura corporal durante la práctica de actividad en la montaña. Dicho de otra manera, su objetivo es el aislamiento térmico.

Las prendas utilizadas como segunda capa o capa de aislamiento no calientan directamente, sino que lo hacen reteniendo el calor generado por nuestro cuerpo favoreciendo la evacuación del sudor evitando el enfriamiento.

Prendas construidas con fibras naturales como la lana, o fibras sintéticas, son las más recomendables para ser utilizadas como segunda capa o capa de aislamiento. Ahora bien. Si las fibras sintéticas son menos absorbentes facilitando una mejor transpiración y se secan más rápidamente, los tejidos naturales tienen a su favor que retienen mejor el calor.

Tercera capa o capa de protección



La tercera capa o capa de protección protege ante cualquier adversidad climatológica, sea lluvia, nieve, viento o el propio Sol.

En la montaña, las condiciones climatológicas varían de manera rápida en un breve periodo de tiempo. Por ello necesitamos estar preparados para hacer frente a la humedad exterior manteniéndonos secos, a la sensación de frío generada por el viento y de nuestro propio sudor, permitiendo su evacuación como con las capas anteriores.

Para mantenernos secos, necesitamos que las prendas sean impermeables. Para ello, la presencia de membranas impermeables resulta fundamental.

Para protegernos del viento y su sensación de frío necesitamos prendas con prestaciones cortaviento.

Y, para permitir la evacuación del sudor, necesitamos que las prendas ofrezcan la prestación de transpirabilidad. Es muy importante que sean lo más transpirables posibles; ya que, de lo contrario, nuestro sudor nos empapará generando sensación de incomodidad y una posible hipotermia.

Otra función de las prendas que conforman la tercera capa o capa de protección es la de protegernos ante posibles roces durante nuestras aventuras con rocas o vegetación. Para ello, incorporan refuerzos en las zonas más susceptibles.

Así que. ¿Ya sabes cómo vestir para la montaña? Sigue la teoría de las tres capas y disfruta de tus aventuras en la montaña protegido ante cualquier adversidad climatológica.



¿Quieres saber más sobre segundas capas? Te lo explicamos todo en el siguiente vídeo :https://bit.ly/2OGWrAp


Síguenos en nuestras redes sociales
 
Facebook
Instagram
Twitter
  • Lorpen
  • Suunto
  • Millet
  • Montura
  • CAMP
  • Edelrid
  • Black Diamond
  • Salewa
  • Salomon
  • Arcteryx
  • ASICS
  • Trangoworld
  • haglofs
  • Dynafit
  • La Sportiva
  • The North Face