Color
Filtros

Bienvenido a vertic

Selecciona tu país para que podamos mostrarte los impuestos del mismo.
  • CA
  • EN
  • ES
error-pais-no-seleccionado

Vèrtic información

Información de las tiendas

Vèrtic Barcelona 93 511 66 76

Vèrtic Manresa 93 877 40 42

Vèrtic Sabadell 93 745 03 69

Horario de apertura Martes a Sábado de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.30. Lunes de 17.00 a 20.30

Login / Registro

Si has olvidado la contraseña pincha aquí

¿Tienes alguna duda? ¿No encuentras el producto que buscas? Escríbenos sin ningún compromiso y te contestaremos lo antes posible. En Vèrtic te acompañamos en tu compra.

Crampones

En las ocasiones en las que me he visto obligado a ponerme unos crampones, del tipo que sea, mi aprecio a ellos ha ido creciendo. Ya sea por la seguridad que me han dado al atravesar un nevero en verano, o por lo fácil que me resultó clavar sus puntas en aquella cascada, mis crampones siempre me han facilitado la vida. No te la compliques tú.

¿No encuentras lo que estás buscando?

¡Respondemos a tus dudas!

ENCONTRAR

Crampones

El origen de los crampones es mucho más antiguo que el del piolet


Los primeros restos datan de la Edad Media, pero ya eran usados antes. No eran más que unos trozos de madera atravesados con unos clavos y unas cuerdas para atarlos a los pies. Su diseño no evolucionó hasta la aparición del Alpinismo, momento en el que los herreros de las zonas rurales alpinas, empezaron a trabajar en diseños partiendo de herraduras de caballerías.

Al principio con las puntas orientadas al suelo para poder caminar sobre el hielo, pero poco a poco el caminar fue dejando paso a la escalada y aparecieron los primeros diseños con puntas frontales, permitiendo una progresión más rápida, ya que hasta el momento era necesario tallar peldaños para progresar.

Desde la incorporación de las puntas frontales, el alpinismo evolucionó espectacularmente y los diseños empezaron a ser de lo más variopintos, aunque con el tiempo, ha quedado demostrado que lo más polivalente sigue siendo un crampón de 12 puntas de diseño más o menos clásico.

Existen crampones ligeros de aluminio para ascensiones rápidas, sin compromiso ni dificultades y para esquí de montaña. Actividades en las que los crampones ligeros son más que suficiente para progresar y en las que los llevas en la mochila más por si acaso que por la intención real de usarlos

Para la escalada aparecieron diseños más agresivos con más puntas, puntas verticales como las hojas de los piolets, pero la revolución llegó con los diseños modulares, que permitía sustituir puntas desgastadas, variar la longitud y transformarlos de bipunta a monopunta para las escaladas más exigentes.

Hoy en día, la variedad de modelos es muy amplia y han aparecido crampones ligeros para escalada, que van atornillados directamente a una bota ligerísima que recuerda más a un pie de gato que a una bota de alpinismo. Estos crampones ligeros de escalada se usan de forma puntual para dry tooling, competición y en general actividades de altísima dificultad. También han aparecido crampones ligeros para trail running o para zapatillas. Son muy ligeros y han ganando terreno ante el incremento masivo de practicantes del trail running y competiciones en terreno de montaña con nieve y hielo.

Existen crampones semiautomáticos, automáticos y de correas.


Los de correas se pueden colocar en cualquier bota, pero no son aptos para zapatillas. Se ajustan gracias una correa y a unas piezas plásticas que abrazan la bota ayudando en la colocación, reduciendo el tiempo de colocación, lo que hace que sean los de uso más extendido.

Los crampones semiautomáticos se pueden colocar en botas rígidas y semirígidas. Se componen de una pieza plástica que abraza la punta de la bota y una talonera automática que recuerda una fijación de esquí. La ventaja es que su colocación es más rápida que con los de correas y no se mueven tanto. Los crampones semiautomáticos son unos de los de uso más extendido por su polivalencia y fiabilidad.

Los automáticos, sólo se pueden colocar en botas rígidas con reborde delantero y trasero. Son muy rápidos de colocar y fiables, pero tienen un uso más limitado por el tipo de bota necesaria. Los automáticos son los de uso más extendido para escalada por su fiabilidad y ausencia de movimiento, lo que se traduce en mayor precisión y tacto. Los crampones automáticos son además, la mejor opción para botas de esquí de montaña, ya que su reborde delantero es muy grande y no encaja bien en los crampones semiautomáticos o de correas … no es que no se pueda, pero los crampones ligeros automáticos quedan mejor y resultan más cómodos una vez colocados.
  • Lorpen
  • Suunto
  • Millet
  • Montura
  • CAMP
  • Edelrid
  • Black Diamond
  • Salewa
  • Salomon
  • Arcteryx
  • ASICS
  • Trangoworld
  • haglofs
  • Dynafit
  • La Sportiva
  • The North Face