Genérico

Bienvenido a vertic

Selecciona tu país para que podamos mostrarte los impuestos del mismo.
  • CA
  • EN
  • ES
error-pais-no-seleccionado

Vèrtic información

Login / Registro

Si has olvidado la contraseña pincha aquí

¿Tienes alguna duda? ¿No encuentras el producto que buscas? Escríbenos sin ningún compromiso y te contestaremos lo antes posible. En Vèrtic te acompañamos en tu compra.

Sondas de nieve

Las sondas de nieve se han reducido a la mínima expresión. Son ligeras y ocupan un mínimo espacio, se montan rápidamente y vienen presentadas en fundas de protección que localizarás rápidamente en tu mochila. No la vas a notar hasta que la necesites.

¿No encuentras lo que estás buscando?

¡Respondemos a tus dudas!

ENCONTRAR

Sondas de nieve

Sondas de nieve, palas de nieve y Arva (Aparato de Rescate de Víctimas por Avalanchas) escaseaban, hasta hace poco tiempo, en las mochilas de los practicantes de esquí de montaña o travesía.

Sin embargo, durante los últimos tiempos estos materiales de seguridad imprescindibles se han popularizado -prueba de ello es que son conocidos como la sagrada trinidad en cuanto a seguridad en el esquí se refiere- y el mercado, consciente de ello, ha ampliado la oferta con modelos prácticos y ligeros.

Ante aludes o avalanchas, diferentes estudios certifican que un 93% de las víctimas se mantienen con vida durante el primer cuarto de hora desde el momento en el que quedan sepultadas. Sin embargo, los mismos estudios corroboran que tras el paso de 45 minutos bajo la nieve únicamente el 25% de las víctimas permanecen con vida.

A la hora de rescatar víctima o víctimas de avalanchas o aludes es trascendental actuar con la mayor rapidez posible. De lo contrario, puede ser demasiado tarde.

Características de las sondas de nieve

De los tres elementos que conforman la sagrada trinidad de seguridad en esquí de travesía o montaña es el que menos ha evolucionado desde su aparición, por lo que a día de hoy los diferentes modelos que ofrece el mercado comparten características.

Las principales diferencias que podemos encontrar son dos: el material de fabricación y el sistema de montaje, aunque los adelantos tecnológicos han permitido diseñar sistemas de montaje rápidos y con blocaje final de seguridad.

En cuanto al material de fabricación se refiere, podemos diferenciar entre tres grandes tipologías: las construidas con acero, fabricadas con aluminio y elaboradas con carbono.

Las sondas de nieve confeccionadas con carbono son las más ligeras del mercado, con un peso muy reducido. El carbono es ideal para todos aquellos amantes del esquí de montaña o travesía deseosos por aligerar al máximo el peso de la mochila.

Ahora bien, la falta de elasticidad de un material como el carbono las convierte en un material de seguridad poco útil a la hora de trabajar con nieves heladas o duras, ya que pueden romperse con relativa facilidad.

Las que están construidas con acero, por su parte, son las más resistentes por su material de fabricación. Ahora bien, las propiedades del material de fabricación hacen que sean las más pesadas del mercado.

Así, si desde Vertic no recomendamos el uso del carbono con nieves duras o heladas, con las de acero todo lo contrario. Son las que mejor rendimiento ofrecen en estas situaciones. Por ello, son las más habituales entre los grupos de rescate.

Finalmente, las sondas de nieve elaboradas con aluminio son las más versátiles o polivalentes ante diferentes tipos de nieve. Además, su alto índice de flexibilidad las convierte en válidas ante distintos contextos en los cuales debamos actuar.

Por otro lado, la longitud es otro aspecto a tener en cuenta antes de tomar la decisión final de compra. Las longitudes principales oscilan entre los dos y los tres metros. No obstante, conocer el uso para el cual se destinará es fundamental para acertar con la elección.

El cuerpo de la sonda de nieve incorpora diferentes marcas. De esta manera, a medida que se introduce en el interior de la nieve sabemos en todo momento la profundidad en la que se encuentra.

Para que se produzca la menor fricción posible y penetre con facilidad, la punta ha de ser más gruesa que el cuerpo. De esta manera, una vez la punta traspasa el cuerpo acompaña sin impedimentos.

Cómo utilizar las sondas de nieve

Desde Vertic recomendamos un sondeo en círculos concéntricos o en espiral, con una distancia entre sondeos de, aproximadamente, 25 centímetros.

Una vez hallada la víctima o las víctimas por avalancha o alud, la sonda de nieve debe quedar fija en el punto. Nunca se ha de mover, como tampoco quitar. Ha de formar un ángulo de 90º con la pendiente. Ahí, hay que empezar a palar.

  • Lorpen
  • Suunto
  • Millet
  • Montura
  • CAMP
  • Edelrid
  • Black Diamond
  • Salewa
  • Salomon
  • Arcteryx
  • ASICS
  • Trangoworld
  • haglofs
  • Dynafit
  • La Sportiva
  • The North Face